trabajando-en-nelson

No voy a contar que todo es fácil y rápido. Y vean que también entrecomillo eso de “éxito”, porque cada vez tengo menos claro que es eso de éxito, o que significa esa palabra ( tal vez éxito sea lo conseguido por Diógenes de Sínope, filósofo griego que fue un genio como “influencer” opinando y trascendiendo hasta hoy desde su vida en un tonel y viviendo como un hombre de la calle, todo un logro para alguien que se propuso no poseer nada). Yo escribí hace casi ya tres años una entrada acerca de si se puede vivir de un blog de viajes (ésto lo titulaba en forma de pregunta como verán si entran al enlace anterior), entrada que recibió muchos comentarios interesantes. Hoy puedo decir, la respuesta la tengo hace un tiempo. Pero tal vez para estar completamente seguro de ella, me esperé lo prudente: llevo ya más de un año viviendo de un blog, y viajando por el mundo por temporadas, y en muchos aspectos, la cosa ha ido a mejor. Sobre todo cuando miro hacia atrás todos los lugares que pude ver en este tiempo (¿Petra en Jordania?, ¿Laponia y Finlandia?, ¿La Alhambra?, ¿los glaciares patagónicos?, ¿El fin del mundo o el desierto de Atacama?, ¿Un viaje de cinco meses recorriendo Nueva Zelanda?¿y todo eso en poco más de un año?)…. jamás, jamás me hubiese imaginado ver todo eso, y mientras tanto poder seguir con mi trabajo en cada lugar.

Las primeras conclusiones de aquel post de hace tres años

En aquel post del que hablaba, la conclusión era que era casi imposible vivir exclusivamente (o sea, como única fuente de ingreso) de un blog personal de viajes. Pero que en cambio sí era posible, después de una ardua tarea de escritura y publicación constante durante un mínimo de dos años (y más), llegar a posicionar un blog, y por defecto, hacer sinergia con ese blog para poder vivir de ello diversificando las fuentes de ingreso (venta de libros, fotografías, libros digitales, explotar espacios de anuncios, usar el blog como carta de presentación para abrir puertas, etc.). Bastante más difícil que vivir de ello es vivir de un blog y pagar una hipoteca, pero ese ya sería otro tema (que tampoco me interesa mucho, pagar una hipoteca).

 

trabajando-en-nelson

(foto: trabajando desde Nelson, Nueva Zelanda, en mi cuarta casa con el sistema Housesitting)

 

Ahora bien, para centrarme en el tema de éste post, yo si me animo a confirmar que sí, se puede vivir de un blog de temática viajes, e incluso hasta lo puedo decir, se puede vivir y hasta viajar por el mundo mientras uno trabaja. Pero es indispensable hacer una aclaración: en mi experiencia, hablo de escribir un blog de temática de viajes, que no es lo mismo que decir que vivo de un blog personal de viajes. La diferencia es que cuando digo un blog de temática viajes, me refiero a 101lugaresincreíbles, que es un blog que inspira a viajar a través de galerías fotográficas de lugares no precisamente muy conocidos, además de secciones donde se escribe sobre consejos de viaje. Y cuando en cambio digo un blog personal de viajes, me refiero a éste blog que están leyendo, donde vuelco mis experiencias de viaje y trabajo desde internet, publicaciones que lamento hacer con bastante poca frecuencia (lo que no es un buen ejemplo).

 

(Las que siguen son todas fotos de celular, y me gustan porque con el teléfono siempre capturo momentos más distendidos de los últimos meses viajando y trabajando por distintos puntos del planeta)

IMG_20121104_133656

(un momento de descanso en San Pedro de Atacama, Chile)

IMG_20130314_162026

Viajando me sorprendo en un aeropuerto con tapas del diario como éstas (fue en el aeropuerto de Calafate, Argentina)

IMG_20130812_125248

(Compañera de ruta, la mochile, a punto de salir al aeropuerto en Ezeiza)

 

El blog de temática viajes, y el blog de experiencias viajeras.

La diferencia es importante, porque lo que quiero decir, es que es más difícil vivir de un blog que cuenta sólo experiencias personales de viaje, que vivir de uno que está centrado en brindar información de viajes o inspiración viajera. El primer punto en contra del primer tipo de blog (el de experiencias) es que precisamente contar experiencias de viaje no solo requiere viajar mucho, sino muchísimo (no digo que no sea posible, pero encontrar la fórmula es bastante complicado en cuanto a lo económico). En mi caso, en el blog 101 lugares, como cuando empecé estaba muy lejos de tener recursos económicos suficientes para viajar y escribir a tiempo completo, y como el blog ni siquiera nació como un blog de viajes (sino como un espacio donde compartir lugares que me resultaban curiosos y que buscaba por internet), no estuvo desde un principio centrado en brindar información de experiencias viajeras (ni lo está ahora) sino en el aspecto visual de inspirar a viajar a través de imágenes (imágenes que voy seleccionando desde distintos bancos de imágenes). Mejor que explicarlo es que lo vean en el mismo blog.

Por eso también digo, que no es un blog de experiencias de viaje, sino de “temática viajes” y de “inspiración visual”. Y que en él no hablo o cuento experiencias (que no tuve, precisamente, aunque también comparta alguno de mis viajes), sino que simplemente, comparto imágenes que selecciono sobre sitios poco conocidos que me hacen deslumbrar. Los textos suelen ser más que breves: una mínima reseña que explica que es el lugar, y donde queda, y poco más. El blog no te resuelve dudas viajeras, simplemente, te inspira a viajar y soñar con lugares. A veces me pongo a pensar, y pienso que como extrategia SEO la idea en principio es desastrosa, y sin embargo ha funcionado.

 

IMG_20130814_090216

De repente, me encontré viajando en autobus por Finlandia, y estudiando un mapa en la ruta.

IMG_20121102_203532

…O probando chorrillana en Chile

IMG_20130908_193217

….O bloggeando en una escala en el aeropuerto de Oslo.

IMG_20131018_001607

(las mascotas viajeras adoptadas en Helsinki, desde entonces las llevo de viaje conmigo, y de vez en cuando se sacan una foto)

 

Un combo de “éxito” y “fracaso”.

En el primer blog, 101lugares, en cuanto a tráfico desde enero hasta octubre (2014) está pasando ya los cinco millones de usuarios únicos, lo cual en cierto modo me sorprende a mí mismo. Pero como me gusta tener experiencias heterodoxas, también llevo éste blog (el de mis experiencias viajeras), en el que soy un completo “fracaso”, y no paso de los 4.000 visitantes mensuales. Esa contradicción si se quiere va a enriquecer éste post, porque desde tal experiencia, puedo afirmar que llevo un blog “exitoso” en términos de tráfico, y llevo un blog que es un “fracaso” en términos de tráfico, y esa contradicción me permite tener siempre los pies sobre la tierra (y sí, hay que ser muy idiota para creerse un crack porque te vaya bien con un blog al que le dedicaste horas y horas de tu vida, lo mismo que hay que ser idiota para creer que no servís para nada si es que no te funciona un blog por la razón que sea).

Entre ambos blogs hay una gran diferencia: uno lo actualizo cada día laboral de la semana, el otro lleva un ritmo de actualización nefasto (tampoco me animo a decir que es falta de tiempo, pero tengo un problema para conciliar los ritmos). En el primero invierto casi una jornada laboral normal cada semana, es decir, no se calcular exactas las hora que le dedico porque no es un tema de horarios fijos, pero si puedo afirmar que son muchas, tantas como podría ser un trabajo normal (no sólo es publicar, también hacer toda la tarea de redes sociales, buscar información, maquetar temas, y hasta procrastinar hasta dar con una buena idea). Y con el primero puedo afirmar que se puede vivir de un blog de viajes. Con el segundo en cambio, podría afirmar que moriría de hambre con un blog. Así que también estoy de acuerdo con quien afirma que sí se puede vivir de un blog de viajes, y también estoy de acuerdo con quien diga que te podés morir de hambre con un blog.

 

IMG_20130815_123413

Tampoco hubiese imaginado llegar a tener un coche a disposición en una isla de Finlandia, y andar pisando los talones a Santa Claus

IMG_20130817_085347

…y mucho menos, salir en un diario finlandés.

IMG_20131103_173255

Bloggeando de nuevo, desde el café del Reina Sofía, en Madrid.

IMG_20131105_184243

….No deja de ser extraño aún hoy al recordarlo, tomar un vuelo a Amán, la capital de Jordania.

IMG_20131128_113859

Este puede ser un desayuno un día cualquiera, pero claramente, fue al estilo de Sevilla en España.

 

Lo que hice para posicionar el blog 101lugares.

Lo que estoy seguro, es que si llegaron hasta acá, les va a interesar más que cuente como es que se puede llegar a vivir exclusivamente de un blog (mi parte más conciliada con mis objetivos actuales). Siempre me gusta aclarar que no hay trucos mágicos, más que un arduo trabajo con horas y horas en la computadora. Pero para no ponerme repetitivo los voy a derivar a otras entradas en las que ya hablé del tema:

1. Primero, las preguntas frecuentes sobre mi vida bloggera (no para que lean sobre mí y sobre mí, sino para que conozcan de que modo me organizo y llegué a esto):

2. Lo segundo (que debería ser primero) es como posicionar un blog, que se dice fácil, pero acá comparto algunos tips sobre posicionamiento que tal vez sean más simple que un curso de SEO: Sobre como llegar a hasta un millón de páginas vistas al mes con un blog.

3. Sobre como monetizar un blog, les debo una entrada más extensa. La verdad es que no me considero experto ni mucho menos, y que de hecho, lo que fui aprendiendo nunca fue un objetivo tampoco en cuanto a monetizar (porque mi afición por los blogs empezó como una afición y un entretenimiento y se fue decantando a lo que es hoy). En mi caso mis ingresos y monetización en estos tiempos vienen por publicidad exclusivamente, o mejor, por un acuerdo publicitario que está basado sobre todo en el posicionamiento y tráfico del blog, pero hay más opciones. También trabajo como desarrollador de contenidos para webs de terceros (no duden en consultarme :), pero hoy por hoy puedo decir que puedo vivir de mi blog, y que si además desarrollo contenidos para terceros es porque soy un diabólico y ambicioso señor Burns :P….o bueno, podría explicarlo de otro modo: no se como hago pero intento llevar al día mis trabajos y aún también puedo viajar y explorar (eso de ser nómade digital), y me gusta hacerlo.

4. Para no deprimir a nadie, cierro diciendo que escribir un blog y posicionarlo no se hace ni en un mes ni en un año ni en dos. Pero las horas y horas frente a la pantalla (en realidad ya van cinco años) tienen (en 2013) su recompensa. Y un año 2014 que viene bastante diferente pero que no viene nada mal, porque llevo ya cinco meses improvisando una ruta por Nueva Zelanda sin morir ni entrar en bancarrota en el intento.

 

IMG_20130915_113608

Viajando, regresas a casa con un diploma del cruce al Círculo Polar Ártico (turistada genial)

IMG_20131110_063637

De Finlandia a Jordania en sólo dos meses….pasando migraciones.

IMG_20131203_070522

Cayendo en trampas de aeropuerto en Barcelona, como podría ser en cualquier parte (éste sandwich no se parece en nada al de la foto)

IMG_20131105_224622

La diversidad de alojamiento…desde un hotel cinco estrellas en un blogtrip en Jordania.

IMG_20131111_225902

….a un hostel en Madrid donde te sentís de lujo por tener un enchufe “privado” detrás de la almohada 🙂

 

Conclusiones finales

Resumen: sí, se puede vivir de un blog de temática viajes, y también al mismo tiempo sí se puede viajar, incluso viajes largos, y lo confirmo, pero que nadie crea que eso no te va a llevar horas y horas cada día o que todo llega rápido (la cosecha se empieza a ver unos años después de trabajar como “enfermito”, a menos que tengas un ángel inversor o dinero para invertir y acelerar los tiempos, o demasiada suerte). No duden, crean en sus posibilidades, y crean sobre todo en el trabajo sin pausa y a largo plazo, en el aprendizaje permanente, en la experimentación. Crean sobre todo, que nunca nada va a llover del cielo si se quedan esperando o quejándose. Las metas no llegan solas, pero llegan si invertimos mucha energía en ello.

IMG_5877

 

Por último, no duden en dejarme inquietudes, incluso, si no están de acuerdo con lo que escribo (aún más todavía, no duden en comentar).

Esta historia también está publicada en Medium

Sí, se puede vivir de un blog

2 Comentarios

  1. Efectivamente, se necesita muuuucho trabajo. Eso va para blogs de viajes, fotos, musica, humor…etc, para toda temática. Es un mundillo con mucha competencia, y resulta dificil destacar, mas aún cuando no es la época de gloria de los blogs como lo fue hace unos años donde se leian más y se comentaban a todas horas las entradas…
    Sin lugar a dudas se puede decir que te has construido un imperio de la nada 🙂 Mucho trabajo, muchas penas, muchos sudores y muchos quebraderos de cabeza para llegar al objetivo.
    Disfruta del viaje y sigue compartiendo experiencias!!! =)

  2. Petaqui: lo dicho, es aplicable a cualquier tipo de temática. En cuanto a la época de gloria de los blogs, es cierto, que ya parece la prehistoria la época en que los blogs estaban de moda, pero si bien no es el boom en que todos querían tener un blog, hubo una especie de selección natural en que una minoría sobrevivió, se especializó, en cierto modo se profesionalizó…tema largo, pero el blog como formato perdura más allá de que no sea una moda ya. También es cierto lo de los comentarios, pero si bien no se comenta en el blog, si se comenta en cada entrada a través de Facebook, todo se transforma, pero no muere. Gracias por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.