house sitting

 

(Primero. Enlace para los que quieren saber que es Housesitting, igual lo resumo como cuidar un tiempo casa y mascota sin recibir dinero a cambio, por lo general)

. Si nunca has hecho housesitting, es probable que la primera vez que lo hagas no sea la última.

 

. Si no amas los animales y nunca has tenido uno, o no sabes lo que es cuidar una mascota, olvida el housesitting.

 

. Los dueños se van preocupados, o mejor las dueñas (no se si es lo mismo si el housesitting lo hace una pareja o mujer), pero en pocos mails y tiempo me adoptan 🙂

 

. Si necesitas una pausa en tu viaje, puede que el housesitting sea la mejor opción para encontrarte unos días en tu espacio, pero es probable que luego no quieras dejarlo, y el housesitting se transforme en tu viaje y espacio.

 

. No existen días malos housesitting, solo existen mascotas que tienen días malos y hay que sobrellevar eso.

 

. Si haces un segundo housesitting, ya estás entrenado para mirar la fecha de productos caducados de la casa, y evitarte una mala digestión.

 

. Nunca sabes que te puede tocar en esa casa que parecía fácil hasta que no pasas el primer día en esa casa.

 

. Si utilizas housesitting, luego te dará un repelus pagar por una casa a través de webs como airbnb (ésto además si es que amas los animales)

 

. Si haces housesitting, no tienen un almanaque o un reloj a mano, perderás la noción del tiempo, y hasta de la realidad. Entrarás en un mundo paralelo…casi.

 

. Si te tocan casas con objetos especiales, establecerás relaciones especiales con esos objetos que te llevarán a hacer cosas que no comprenderás, como hacer incursiones nocturnas en camas elásticas, o estar en un jacuzzi bajo las estrellas y que te de igual si alrededor tuyo hay un ataque de zombies.

 

. Aunque en el caso de que estás solo cuidando una finca, en algún momento de la noche te asomarás a la ventana con una linterna para verificar que no hay un ataque de zombies cerca, y recién ahí te relajarás para dormir (mientras acomodas un cotonete-hisopo para defensa personal bajo la almohada)

 

. Si estás en una casa que no conoces, probablemente te chocarás algún mueble, incluso de noche, probablemente golpeándolo con el dedo del pie que más duele.

 

. Romperás algún objeto de adorno, generalmente de cerámica o de vidrio, y pensarás en echarle la culpa al perro (no no, que es broma).

 

. Amarás a ese perro, gato, gallina, oveja, cacatúa que tienes que cuidar, aún cuando has tenido tus momentos que mejor…pero los amarás y los últimos días una extraña angustia se apoderará de tu garganta.

 

. En el segundo housesitting, jurarás no encariñarte con ese nuevo perro y te convertirás en el estereotipo del duro y frío alemán…pero fracasarás en el intento como un maldito y sensual latino.

 

. Si te toca, amarás esa cama somier con manta eléctrica regulable a metros del jacuzzi. Y amarás el jacuzzi (si te toca, si te toca).

 

. Tendrás momentos en que necesitás salir de esa casa en la que has estado varios días…pero es que se está tan bien en el nuevo nido que no te has dado cuenta que no has pisado la puerta :P…¿había una puerta?

 

. Limpiarás mierda, indefectiblemente. Y harás cosas que después del housesitting borrarás de tu mente. Solo recordarás esa casa bajo un arcoiris y mariposas.

 

. Te preguntarás más de una vez si “¿quedará muy mal si me como (lastro) ese chocolate que está en la repisa (o dulce, o lo que sea)?”….y te convencerás de que no, de que no quedará mal mientras te limpias el chocolate alrededor de la boca pensando que le echarás la culpa al perro (que no que no, que es un chiste).

 

. Sentirás que los dueños al volver están invadiendo “tu casa”, estás a punto de empujarlos afuera y cerrar con llave, pero entras en razón, tomas la mochila, te despides, y probablemente nunca más vuelvas a ver a eses perro gato (lo que sea) que te sacó más de una risa. Estás con el ánimo por el suelo.

 

(foto: mi segundo housesitting, en una finca en Nueva Zelanda, con noche de super luna)

house sitting

 

IMPORTANTE: si tienen una casa con housesitting que incluye jacuzzi, o spa bajo las estrellas y es invierno, siempre utilizar el gorro en la cabeza 😛 (total no hay vecinos que te vean haciendo el ridículo)

IMG_4617

5 Comentarios

  1. Amigo… nos mataste… sobretodo con el punto “Amarás a ese perro, gato, gallina, oveja, cacatúa que tienes que cuidar, aún cuando has tenido tus momentos que mejor…pero los amarás y los últimos días una extraña angustia se apoderará de tu garganta……”
    haiii que angustia tenemos: mañana es el ultimo día de nuesro 1º housesitting y estamos planteando:
    1- cambiar la cerradura
    2- llamar a la poli cuando llegan los que dicen ser los padrones
    3- llevarnos a los gatitos (las gallinas se pueden quedar :-p)
    Aiiii va a ser un día dificil mañana!
    Aunque el 1º de agosto comenzamos el otro 🙂
    un besote!!

  2. Uff…es la parte mala del housesitting…en un mes uno ya se encariña….y cuesta dejar esos bichos…..:(
    El día anterior fue feíto…pero al llegar los dueños y ver las mascotas tan contentas con sus dueños también ayuda a despedirse….vamos a inaugurar sección de terapia post housesitting :)…faltaría que se encariñen con las gallinas…jaj, pobrecitas ellas….

  3. Hay muchas gracias por ser ,gracias por enseñarnos ,estos caminitos ,me gustaría seguirte de cerca para no molestarte.. .Y bue!! Podrias enseñarme como conectar con el house-sitting? yo he sido muy buena -baby sitter yme encantan los animales .pero el tema es que quiero ir a Inglaterra para gestionar, in situ una pension.
    Podés darme alguna idea al respecto? Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.