Inglewood-3720

No no, no voy a explicar de nuevo lo que es Housesitting (en Nueva Zelanda) ni que hago acá (sino sigan los links), sino que voy a contar que es lo que puede pasar si estás haciendo Housesitting en un lugar como Nueva Zelanda, y un pueblo como Inglewood.

 

Inglewood-3720

 

Por ejemplo, podés mirar por la ventana como cambia el humor de un volcán (Egmont o Taranaki, nunca termino de acordarme los nombres kiwis). Pero eso puede entretenerte un rato, el resto del tiempo hay que:

1. Cocinar (o a veces, que van tres como para que me malacostumbre…calentar la comida que me traen unos amables vecinos que siempre están para dar una mano). Y también ir al supermercado (Pueden ver algunos ejemplos de precios en Nueva Zelanada)

2. Traer la leña desde la habitación de atrás, que sino el fresquete chifla…y mantener ardiendo un hermoso hogar a leña que me dan ganas de tirar la bolsa de dormir al lado….

3. Divertirse con la increíble interacción de la sra. cacatúa con una perrita que a veces me hace la cara del gatito de Shrek, y un enorme gato que ya no me escapa como si yo fuera un potencial depredador, (y en pocos días me empezó a vercomo su amigo)

 

Inglewood-3621

Inglewood-3643

 

 

4. Programar los paseos cercanos, como por ejemplo, un día soleado, simplemente salí a caminar por el entorno del pueblo a donde te puedes encontrar: colinas que siempre salen verde fluor en cada foto (algo que no me simpatiza porque parecen fotos retocadas con demasiada saturación, aunque son así naturalmente), vacas, ovejas (como no, Nueva Zelanda es el país con más ovejas por habitantes del planeta), y caminos que serpentean, siempre con el volcán de fondo, como en ésta foto:

 

1014303_10203347832231626_1607742338085235735_n

 

5.  Tener altercados con el cacatúa….¿cómo es eso?. Por ejemplo, le voy a cambiar el agua al cacatúa, casi dormido (o recién levantado), el cacatúa (se ve que necesita diversión) de un picotazo se queda con mis anteojos. Yo dejo el agua, tiro de un lado de los anteojos, el tira del otro….finalmente suelta los anteojos (nunca me imaginé “luchando” con un cacatúa por mis anteojos). Yo gano, pero el gana (porque ahora me acerco sin anteojos o con más reflejos), todo fue un juego.

6. Sentir que la casa es completamente “insegura” (o sea, no tiene persianas, ni hablemos de rejas, ni de cercas ni nada), porque seguramente en éste pueblo en el que tal vez sea el país más seguro del mundo, jamás pase nada. Dejar la llave puesta un día desde afuera, otro la puerta sin llave, otro dormir afuera, dejar un fajo de billetes en la entrada, tu ordenador al lado de una ventana abierta…nada, no es que haya probado todo eso (si lo de las llaves), pero seguramente no va a pasar nada.

 

IMG_3730

 

7. Tomarse fotos como éstas con mis nuevos amigos, en éste caso el cacatúa, que se queda quieto y serio para la foto como yo.

8. Hacer el papel de boludo importante en Nueva Zelanda. Porque resulta que parece ser que así como en Argentina todo el mundo tiene un parrilla en su casa (o quiere tenerla), o así como en Finlandia todo el mundo parece tener una sauna en la casa….parece ser que en Nueva Zelanda (o en este pueblo) todos tienen una cama elástica para saltar en el patio. Resulta que estoy concentrado en hacer todo bien en la experiencia housesitting, y como me daba cosa saltar en la cama elástica y que lo vean todos los vecinos a plena luz del día, semejante grandulón (porque acá te ven de todas partes, no hace falta explicar)…En fin, que cayó la noche y estando oscuro, todos los perros del barrio empezaron a ladrar porque empecé a saltar en una cama elástica con el frío y la oscuridad superando los tres metros de altura entre salto y salto (Ok, mamá, por un rato fui un boludo importante)…saltando y embarullando todos los perros….pero estuvo genial, y sólo dejé de hacerlo porque se me mojaron las medias y tenía frío en los pies….Tal vez el tener una cama elástica en cada casa (algunas son enormes, otras con redes protectoras, con aros de básquet…) es un síntoma más de la vida relajada kiwi….así que la culpa de la idiotez de ese día housesitting la tienen ellos.  (Abajo la foto del patio y a la izquierda, la irresistible cama elástica un tanto borrosa / siguiente foto, la vista al volcán desde la casa).

 

IMG_3614

IMG_3610

 

 

9. Caminar por el pueblo y descubrir que parece ser que en Nueva Zelanda, donde hay un poco de agua (río, arroyo, arroyuelo) en sus márgenes se forma una especie de jungla templada, con árboles de especies autóctonas, el sonido del canto del tui. Incluso en éste pueblo rural, pasan dos arroyos, y en uno de ellos hay un parque pequeño que no se puede creer que parezca que estás en la jungla cuando estás en medio del pueblo.

 

Inglewood-3631

 

 

10. De acuerdo, el pueblo es bonito, pero hacés cinco cuadras y estás entre las vacas como si nada. Por lo tanto, la otra actividad a la que dedicar los días es explorar la zona. En Nueva Zelanda los buses son escasos, en éste caso son distancias medias, y no hay muchos horarios (bastante acotado). El primer paseo fue a la ciudad más grande de New Plymouth, para encontrarme con el Mar de Tasmania y las playas rocosas. La próxima será irme en dirección opuesta, a un pueblo famoso por quedarse congelado en el tiempo (el de la conquista europea de éstas tierras) y convertirse hoy en un atractivo turístico…lo cuento en otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.