seo-posicionamiento-buscadores

A veces leo o sigo cuentas de expertos en SEO, blogs que enseñan a posicionar (un blog), expertos en marketing. A veces me llegan listas con “10 tips para posicionar tu blog” (seguro si están en ésto de los blogs alguna vez habrán leído una de ellas). Tengo algo que confesar: cuando veo una de esas listas, la mayoría de las veces empiezo a leerlas y a los pocos renglones me salgo espantado.

Desde hace más de cinco años que estoy escribiendo cada semana (o casi cada día) en blogs. Sobre todo en mi blog 101lugares, en donde combino relatos de viaje con (sobre todo) menciones y selecciones de imágenes de algunos de los lugares naturales más curiosos del planeta. También quienes me siguen en alguna red social, especialmente mi Twitter, verán que suelo compartir las cifras de visitantes del blog. A veces lo hago porque yo mismo me puedo sorprender con los resultados, así que ésta vez no va a ser la excepción: en el año 2013 fueron más de tres millones de visitantes únicos, y éste año en el mes de enero (viral mediante) en sólo 31 días se alcanzaron el millón de páginas vistas (Ver los números del año 2013 en 101lugares)

Pero claro, no las difundo (a las cifras) para ser antipático o el “chulo de la clase” que va por ahí ostentando de estadísticas. Es una forma de informar el alcance del blog, además de medir el resultado de mi trabajo día a día de un modo palpable.

Lo importante, es que también es el turno de confesar cuales son mis “secretos SEO”, y todo mi trabajo de posicionamiento para llegar a éstas cifras que demuestran sobre todo que los blogs están vivos, a pesar de los agoreros que anunciaban su desaparición después de un inevitable proceso de selección natural.

seo-posicionamiento-buscadores

 

(nunca se me había ocurrido que el blog me podría llevar a bloggear desde una cabaña en medio de un bosque en un blogtrip a Finlandia)

Creo que Google va a estar muy contento con lo que voy a contar:

1. Nunca escribí para buscadores. Siempre he mirado con cierto escepticismo a quien ostenta un exhaustivo servicio de SEO (una cuidada selección de palabras claves, publicaciones a escala industrial incluso contratando a más bloggers para aumentar el ritmo de publicación), o mejor dicho, los blogs escritos para buscadores y no para gente. Yo nunca, pero nunca escribo para buscadores (o si lo hice, fue alguna vez hace mucho tiempo a modo experimental y sin ningún tipo de continuidad). Puede que en otros tiempos ese tipo de escritura servía para posicionar, pero las cosas pueden cambiar rápidamente, y sin embargo, yo seguí aplicando mi método tan “secreto” que más adelante voy a explicar.

2. Nunca me obsesioné con un número de posts diarios. El blog 101 lugares tiene cinco años de arduo trabajo. Pueden leer más sobre mi historia bloggera y como me gano la vida en ésta entrada. Pero aquí voy a contar simplemente que me propuse actualizar el blog cada día de lunes a viernes hace unos cuatro años. Durante un largo período eso lo pude concretar con la ayuda de una amiga colaboradora (Meri Castro) quien desde hace unos ocho meses no lo hace más por cuestiones de tiempo y trabajo. En todo el período el blog tuvo un crecimiento constante. Y siempre, Google fue la principal fuente de tráfico, supuestamente gracias a “mi secreto” que ya voy a revelar. Pero ese número de un post diario no fue una obsesión, sino más bien, mis ansias por desarrollar una conducta de escritura.

3. Un trabajo de hormiga constante (anticipando el secreto). Hoy 101lugares es uno de los blogs de temática de viajes más leídos de habla hispana con entre 10.000 y 15.000 visitantes únicos diarios en promedio en el último mes. Pero aunque parezca fácil escribirlo, ese logro no se hizo de un día para otro ni con ninguna fórmula mágica, sino trabajando día a día durante cinco años. Y ese trabajo consistió sobre todo en el contenido, y ahí vamos al gran secreto…

4. Lo esencial es “invisible a Google”. Y aquí la confesión y el fin el misterio: jamás en cinco años hice un recuento de “palabras claves” en una entrada. Y aunque Meri Castro podrá testificarlo (que lo del uso de palabras claves de un modo laxo fue uno de los consejos que recibía como redactora), eso jamás fue primordial ni exhaustivo. Al punto que hoy y siempre, si hay algo en lo que siempre fui exhaustivo y hasta exagerado fue en algo: lo esencial es el contenido, y no la fórmula técnica para enamorar al robot de Google.

Imagino que si llegaron a terminar el punto cuatro, lo que queda por sentir es una completa desilusión. Pero para que no sientan eso, lo que sigue es una serie de tips para escribir en blogs y conseguir éxito, cosas tan obvias que tal vez muchos las pasan por alto:

– Lo dicho, nunca escribas para buscadores. Olvida las palabras clave, el título optimizado para SEO, los links entrantes, los textos de 300 palabras, la fórmula mágica…..

– Mi lema para escribir entradas es el siguiente: “Nunca escribas y publiques algo que no tendrías ganas de ver o leer vos mismo” . ¿Suena sencillo no?. Preguntarse antes de publicar si estaríamos dispuesto a leerlo por completo de nuevo una vez que terminamos de publicarlo. Si la respuesta es no, olvídalo. Mejor dejarlo en borrador, tal vez para reciclarlo y mejorarlo en un tiempo futuro si es que nos entusiasma el tema, o simplemente tirarlo a la basura y ahorrarle una pérdida de tiempo a nuestros lectores.

– Ser exhaustivo con el tema a publicar. Cada mañana para mí es un desafío: encontrar ese tema a publicar que pueda ser curioso y sorprender a los lectores. ¿Cómo lo consigo cuando lo consigo (si es que lo consigo)?. Básicamente, horas y horas buscando esos lugares curiosos que nos saquen un “wooow” cuando vemos las fotos de tal sitio. Horas y horas leyendo, siguiendo pistas, mirando cientos de fotos, como si fuera un detective explorando la web. ¿Y cómo decido cuando es que encuentro algo para publicar?. La respuesta es: cuando encuentro algo que me saca un “woow, ésto tengo que compartirlo”. Después de todo, comunicar algo ¿no es eso?. Imaginen una conversación con un amigo en el que le cuentas algo utilizando palabras claves, títulos optimizados para SEO, imaginen contarle todo como si tu amigo fuera un robot de Google. Se quedaría dormido. Siempre pensé que comunicar en un blog tiene que resultar igual que comunicar en la vida real. Busca disparar un “woow” en los lectores, igual que como buscarías no dormir a un amigo en una conversación cara a cara. Pensar en escribir para un robot o un buscador es un completo disparate. Y tarde temprano cualquier algoritmo de cualquier buscador debería corregir ese disparate, antes de que utilizar un buscador nos lleve a textos aburridos y la misma web se vuelva insoportable. Lo que nos lleva a…

Nunca publiques algo trillado. Si lo que vas a publicar fue publicado antes en otro blog, y ya ha circulado por la web, mejor no publicarlo. Si lo que tienes en borradores no aporta nada nuevo, olvídalo. Incluso, si tu entrada va a replicar algo que ya está en otro blog, aún con el clásico “vía tal blog”….no sirve, o no merece tu tiempo. Una vez que crees tener ese tema para escribir, también es importante ver previamente que hay publicado sobre el tema, y ver que mirada nueva le puedes dar, o que de nuevo puedes agregar….nunca repitas un tema, a menos que puedas mejorarlo.

– Intenta publicar cada día, pero nunca intentes publicar por el hecho de publicar…la premisa mejorada debería ser: intenta publicar algo sorprendente y curioso cada día, algo que te saque un “wooow” cuando lo encuentras, o algo que tengas muchas ganas de contar y escribir, tantas ganas de escribirlo que hasta te olvidas de pensar en modo “palabras clave”.

-Si aplicas todo lo anterior, ya no necesitas buscar enlaces entrantes artificialmente, los enlaces entrantes, las recomendaciones en redes sociales, los retweets, todo llegará solo y sin esfuerzo ni tareas engorrosas.

– Si un día estás muy quemado, piensa en esos temas en lo que sos especialista, y piensa sobre todo en las preguntas que siempre te hacen en el “mundo real” sobre lo que sabes. Eso es lo que le interesa a la gente de vos, y de lo que les gustaría leer. De hecho, ésta entrada es una respuesta a eso que siempre me suelen preguntar sobre mi supuesto “secreto” para posicionar un blog.

– Persevera. Casi ningún blogger de “éxito” tuvo éxito desde el comienzo. La mayoría de bloggers empezaron escribiendo para que los lea el mundo entero, pero en realidad soportaron por meses que sólo los lea su madre, su pareja, y amigos. Y yo mismo no soy ninguna excepción. Incluso puede que hasta tu madre se termine aburriendo si no aplicas todos los puntos anteriores. Pero siempre hay que tener claro que el primer año sentirás que estás en una isla, o que el mundo entero parece estar en medio de un apocalipsis zombie donde nadie se interesa por tu blog.

6 Comentarios

  1. ¿Alguna motivación especial para esta entrada? Me alegra saber que nuestros encuentros virtuales chat mediante terminan en esta catarsis tan bien elaborada develando secretos que me parece fantástico compartir.

    Desde mi lado solo me queda decir: ¡Chapeau Mati!

  2. Jaj, si Ale, resulta que después de la charla virtual me convenció que (después de otros encuentros similares) tenía que escribir sobre ésto….no se si secretos, siempre digo, todo lo que se hace, y el trabajo “SEO” es lo que está a la vista, pero bue, éste sería un buen resumen…:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.