IMG_5093.jpg

¿Quien no quiere que el título se haga realidad?…el título resume muy bien algo que me propuse hace algún tiempo. La quimera de ganar dinero (para poder viajar y conocer) desde una locación independiente y no fija es en definitiva el objetivo que me propuse. Lo cierto es que eso de encontrar libertad de moverme y de “trabajar donde me plazca”, están un tanto conseguidos.

IMG_5093

(en ésta foto estoy en Chile, apunado, emborrachado de altitud, y a punto de romper mi cámara de fotos…momento glorioso del trabajador con locación independiente)

Me lo propuse hace ya varios años después de trabajar varias veces en empleos temporales, simplemente dije, “¡basta!, quiero trabajar desde internet en “algo que me guste” (o sea, que me guste y donde me plazca) y quiero moverme libremente en cuanto a lo laboral (porque a veces a uno lo atan otras cuestiones, problemas, responsabilidades o lo que sea): Lo intenté y experimenté desde hace seis años en éste orden: diseño web, desarrollo de contenido, Google Adsense, blogs, comercialización de blogs (complicadito), escritura de viajes, desarrollo de contenido (fue el que más funcionó, de momento). Aunque fueron en ese orden, algunos tuvieron su período de auge y decadencia (sobre todo el diseño web, que no se lleva bien con mi paciencia), y otros fueron cambiando de color como las iguanas….los camaleones.

Por ejemplo, el tema de los blogs, comenzó como un hobbie, básicamente, navegaba por horas y horas haciendo eso que después supe que se llamaba procrastinación. Hace nada llegué divagando en internet a un dato de que Argentina es el país hispanohablante más extenso de territorio (y me dije “que curioso, nunca lo había pensado así, aunque no tiene mucha importancia”), nada que ver con el post, pero son las cosas que uno se “entera” procrastinando. Procrastinando empecé un blog de curiosidades que no actualizo mucho, pero que tiene mucha info que no tiene fecha de caducidad si lo quieren leer (tiene 26.000 suscriptos sepan, en éste momento que veo el contador me la re creo).

Decía, que tenía ese blog como distracción, mientras diseñaba páginas web y experimentaba con adsense (que les doy una pista, con mucha paciencia, y con el tiempo, empieza a dar sus frutos, no como una finca de 30.000 hectáreas, sino como una huerta). Así fue que el blog tuvo sus momentos de “éxito”, y compartiendo curiosidades, di cuenta de que gustaba mucho una sección del blog sobre lugares curiosos, lugares raros del planeta, pero muy bonitos. Y entonces me dije a mí mismo: “¿y por qué no hago de esa sección un blog aparte?”. Y lo hice. Y apenas con dos meses, el blog tuvo un pico grande de visitas, y entonces me dije: “éste proyecto no tiene que ser una de las tantas cosas que empezás y dejás…hay que seguirlo”.

Ese blog es 101lugaresincreíbles, una plantita que regué, y regué, le quité las pestes cuando hubo que quitarlas, lo cambié de maceta (o de hosting) varias veces, le puse un tutor (incorporé un blog dentro del blog principal para hablar con más libertad de viajes y otras cuestiones afines), lo seguí regando…(bueno, confieso que algunas semanas no le puse mucha agua)…y finalmente, cuando empezaron a consultarme por espacios de publicidad, opciones para anunciarse y cosas así….entonces me di cuenta (siempre tarde, lo confieso) que el blog tenía que llevarlo con un poco más de profesionalismo, no como un hobbit…hobbie. Entonces empecé a tercerizar ciertas cosillas (que miedito, y como costó decidirse), incluyendo la redacción de posts, algo (no todo) del diseño, la programación, mudar la maceta a otra terraza (de Blogger a WordPress)…en fin, cuidar la plantita y su ecosistema. Hasta aquí, ya pasaron varios años. Y también, mientras tanto, experimenté laboralmente con: escribir como un esclavo para otros blogs, y como un “esclavo malcriado” para los míos, trabajar actualizando páginas webs de otros, etc. O sea, me convertí en un jardinero de varias plantas y macetas (propias y ajenas).

Si a ésta altura del relato están mareados, les resumo: ya lo había conseguido, estaba con libertad para moverme, y trabajar donde me plazca, y algo de dinero en efectivo entraba en mi cuenta (y salía también, no siempre la ecuación es muy buena). En fin, que no es que ahora se venga un sermón de consejos, tips reveladores, bajada de línea en plan gurú, ni nada que se le parezca (o si un poquito, se curioso, y dedica tiempo a lo que te gusta). Simplemente fui regando varias plantitas (no una, sino varias, y así, si se seca una, hay otras plantas donde aprovechar el agua, y otros frutos que cosechar). Y de entre tantas plantas, algunas prendieron bien, otras se secaron, otras están brotando con un poco más de fuerza…así fue hasta ahora…y así seguirá. ¿No suena tan difícil no?…pero no es fácil tampoco, no voy a mentir. No creo en nada que sea fácil, en nada que no requiera un cierto riesgo y esfuerzo, o al menos, creo que aquello que no sea fácil, será lo que dará más satisfacciones.

Y ya que están en éste blog, les cuento, que ésta es otra de mis plantitas, y que la voy a ir regando, así que no desaparezcan ni aún en tiempos de sequía…(porque en el peor de los casos, les prometo un post “Así terminé”)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.