IMG_20121104_150054-2

¿Puedo contar que a veces me pasa eso?…no siempre, aclaro, pero si a veces. Me pasa que pienso en que “me voy a perder un poco el tiempo a dormir”…ésto porque tengo entusiasmo haciendo o proyectando algo en la web, en los blogs, organizando un viaje, pero mis ojos y mi mente me dicen basta…y es tiempo de “sacrificar” algo de tiempo. Puedo decir, que muchas veces dedico mi tiempo a hacer cosas que me gustan, y que eso me trajo a veces (no siempre) algunas satisfacciones. Cómo llegar a eso no es un camino que lo tenga muy claro. Tampoco podría decir que es fácil ni sencillo. Simplemente agregaría, no es menos difícil que hacer otras cosas que hacemos por inercia y a desgano.

(igualmente no está mal un descanso…perdiendo el tiempo en San Pedro de Atacama, Chile)

Algunas pistas creo que se pueden sacar de otros post que fui publicando. Primero, se curioso. La curiosidad no mata, sino todo lo contrario, enriquece, y nos moviliza a descubrir o proponernos objetivos. Segundo, creo que mucho tiene que ver en la posibilidad de tener éxito en lo que nos proponemos (o fracasos que no nos supongan un palo de antología), el elegir objetivos sencillos, pequeños, uno tras de otro para ir superándolos uno a uno sin abrumarnos. Momento de compartir una frase de Henry Wadsworth Longfellow que no puede faltar luego de ésta oración:

“La mayoría de la gente tendría éxito en las pequeñas cosas si no estuviera tan preocupada por grandes ambiciones.”

Nada de metas grandilocuentes…Y algo de ello profundizaba en éste post. En mi caso, y en lo concreto, simplemente busco satisfacer mi curiosidad haciendo lo que me gusta: investigando, consumiendo mucho contenido (en forma de blogs, webs, libros, películas, y hasta viajando), y luego generando contenido (en forma de blogs, posts) para compartirlo. Tan simple que suena, pero tampoco es sencillo. Es una de mil formas de sentirse a gusto en lo que uno hace, cada cual tendrá la suya. Lo importante es no temerle a esa búsqueda, estar en ella, que de hecho no es fácil. Abocarse a esa búsqueda es un poco tirarse a la pileta de la incertidumbre, a veces sin salvavidas, y sin rescatistas a la vista. Y aclaro, ni siquiera creo que lo mío sea un buen ejemplo, ni mucho menos. Siendo que escribo en temática viajes, los hay mucho mejores.

Que alguien me explique en apariencia que hay de sensato en partir a dar la vuelta al mundo con un mínimo de dinero en un auto de 1928…resulta que esa idea se puede extender por más de diez años, y proseguir con una familia de seis. Y en el camino, hasta descubrir que recorrer el mundo viajando en familia puede ser más barato que quedarse en casa. Y resulta que esa alocada idea (que no es nada fácil de concretar, que nadie diga lo contrario) la llevan adelante numerosas familias. Me pregunto cual será el concepto de descanso y vacaciones de cada uno de ellos, tal vez el estar sedentario resulte unas vacaciones a su modo de vida.

Todo lo dicho resulta confuso, porque se supone que “trabajar para vivir” es algo tedioso, es abocarnos a hacer algo que no nos gusta. Pero resulta que se puede trabajar y vivir de lo que a uno le gusta, y entonces, trabajar deja de ser un trabajo. Resulta que no hay fórmula para lograrlo, pero si hay gente que lo logra y está muy satisfecha, como se ve en tantos ejemplos. Y resulta que también hay una frase de J. Brown, que sirve (además de para cerrar el post) para utilizarla como un detector de satisfacción con lo que estás haciendo con tu tiempo: “pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana”. Espero que no suenen todas las alarmas.

2 Comentarios

  1. Claro que sí! 100% coincido! cuando viajo pienso en el título de este post! y es que cuando por ahí me pega el remoloneo en la cama porque estoy cansado o estoy tirado por ahí; digo… tengo que salir a caminar, a buscar historias, a conocer personas, a encontrar lugares, a generar experiencia; no puedo quedarme dormido ni 5 minutos más y como por arte de magia pego un salto y ya estoy en marcha!
    Excelente entrada! un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.