wlEmoticon-smile.png

Cuando cuento que cada vez más tiempo de mi vida lo dedico al mundo de los blogs de viajes, a veces me preguntan ¿cómo es que un blog puede ocuparte tanto? (eso sin contar quien no te pregunta primero de que forma se puede vivir en base a los blogs). Más bien la pregunta sería ¿como algo “nuevo” como los blogs (que ya parece algo viejo), puede ganar espacios que antes estaban vedados en exclusiva a suplementos de viajes en diarios, revistas?.

.

. (algún camino siempre te lleva a Roma)

Y yo no puedo más que hablar desde mi experiencia personal, y decir que ha sido más que estimulante ésta incursión que ya cuenta con unos años.

Por ejemplo, hoy puedo contar que desde un blog en la temática viajes se puede generar hasta 20.000 visitantes en un sólo día (y espero que más también).

Primero, debo contar que yo nunca me propuse hacer un blog en la temática de viajes. Digo, siempre fui curioso, siempre quise viajar y conocer, o siempre tuve latente esa curiosidad por todo lo que se puede ver y descubrir más allá del barrio. En resumen, una cosa fue llevando a la otra y aquí estoy, escribiendo y llevando a diario varios blogs, entre ellos 101Lugaresincreíbles, actualizando además en 101Viajesincreíbles y claro, despuntando poco a poco éste blog de viajes personales.

Yo no tengo dudas de que debería prestarse mucho más atención a todo el potencial que tienen los blogs de viajes, no tengo dudas que si alguien del ambiente turístico está leyendo, debería prestarle mucha atención, y lo digo con todo el descaro de ser parte implicada 🙂  (pero con mis razones que voy a tratar de ilustrar).

Desde mis comienzos con el blog curioso Visión Beta y la sección de lugares curiosos que se transformó en el blog de viajes 101 lugares increíbles, pude comprobar un potencial más que interesante para entender el peso de los blogs de viajes en la industria del turismo.

Des un blog de viajes se puede generar 20.000 visitantes en un día, algo que alguna vez sucedió por ejemplo en 101 lugares increíbles, con varios picos similares que se pueden repetir cada cierto período de tiempo. ¿Cómo sucede ésto?. No es lo usual, ni pasa todos los días, ni mucho menos. Pero pasa. De repente, imprevistamente (digo imprevistamente, porque cuando uno elabora un post sabe que puede tener más o menos potencial, pero nunca la certeza de como puede funcionar), un post puede despuntar. Aún hoy no me explico con precisión cual es la razón por la que un post puede rodar como una bola de nieve por la web y convertirse en un viral. Simplemente tiene algo que despierta el interés, y sucede: un post está dormitando uno, dos días, y de repente, alguien lo envía a un agregador de noticias, o lo enlaza algún gran medio, o le hacen un RT desde una cuenta con + 100.000 seguidores y sucede. Un post se convierte en viral, y si tenés la suerte de que el hosting lo aguante (en ese caso es mejor tener pluggins que ante el llamado de miles de visitantes muestran una página en caché), entonces en un par de días se pueden registrar varios miles de visitantes.

Pero hay más. Me dirán, que los post más virales son los más llamativos, los más visuales e impactantes. Y sin embargo, hay posts que pueden ser tan antagónicos como una reflexión de tipo existencial, y que para mi sorpresa, consiguen +400 “me gusta” en Facebook como éste post, con su vida propia y su circulación constante. También hay posts que no se hacen virales, es decir, no tienen un pico de visitas, y sin embargo sin prisa y sin pausa hacen su evolución hasta alcanzar 2.000 “me gusta” en Facebook como éste. Es decir, un post puede tener un impacto inmediato, como también un crecimiento lento y progresivo hasta posicionarse, y en suma, lograr miles de visitas de crecimiento gradual.

Curiosamente, la enorme mayoría de los blogs, no están hechos por un equipo de gente, digo, que no hay una enorme estructura por atrás. En mi caso, cito casos de blogs propios que se hacen desde casa, o desde donde sea que uno esté. Pero todo lo que cito sirve para ilustrar que un blog que nace desde la sencillez, puede tener un alcance más que notable. Y esa es la genialidad de internet y de los medios de comunicación que disponemos actualmente. Que desde un humilde blog, con mucho trabajo y horas invertidas (nadie piense que todo se hace de un momento a otro) con perseverancia, se puede llegar a miles de personas. No se puede hacer un blog que reciba 20.000 visitas en el primer día. Pero si se puede alcanzar esos picos de visitas, o una media de visitas más que importante en el largo plazo.

Y si además, escribimos sobre temas con completa sinceridad sobre nuestras impresiones, si escribimos y relatamos un viaje sin querer vender nada más que transmitir una experiencia, que tan sólo se quiere contar algo con transparencia, entonces, los lectores lo premiarán, lo compartirán en redes sociales, lo recomendarán a un amigo.

Los blogs de viaje deberían estar presentes ya en cualquier plan de difusión turística ya sea por parte de agencias privadas, como también, y sobre todo, por instituciones de promoción turísticas gubernamentales. Y me animo a decir, deberían entenderlo. De hecho, me desespero cuando veo que por ejemplo, se invierten sumas enormes en llenar de afiches de papel paneles oxidados en sitios que no lee nadie, todo para promocionar un destino turístico.

En los blogs se está llegando a quienes se quiere llegar, y además, se llega de una forma directa y muy valorada por los potenciales viajeros. Ésta forma de comunicar destinos  y viajes, esa forma tan directa y ten genuina (aunque evolucione en otras formas), llegó para quedarse. Y es hora de que tantos protagonistas del ambiente turístico lo entiendan. sobre todo porque tal como lo veo, ya son muchos los blogs de viajes y turismo que trabajan profesionalmente, y que tienen un alcance y una credibilidad que no se encuentra en ningún afiche que pueda empapelar un muro de calle. Y estoy seguro, que los potenciales viajeros ( a juzgar por comentarios que veo en redes sociales relacionadas a blogs de viajes) lo tienen más que claro, y saben que los blogs viajeros son sus grandes aliados a la hora de planificar un viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.